h1

“Cuentan” de Luis Sandoval Godoy

noviembre 14, 2011

Cuentan…  

Son leyendas conocidas, relatos oídos muchas veces. Mas una lejanía de siglos, cuando Guadalajara transpa­rentaba sus días en el silencio de sus calles, en el gozo de su cielo, en el anhelo de sus obispos. Y hacen sentir la nostalgia de las cosas idas, la añoranza de las que no han de volver.

Sucedidos que no se escribieron, algunos, en los libros sesudos de los historiadores, sino en el decir de las gentes; no con tinta, sino con el latir de la sangre, con palabras de amor, con huellas de pies descalzos, con saludos de “paz y bien”.

Cuentan… Siempre es grato rumiar aquellos decires ingenuos que configuran el alma tapatía y son como una flor encima de los solemnes volúmenes de la Historia.

Cuentan… Cantan…

¿Un Prólogo? 

¿Qué es un prólogo?

Cuentan que hace muchos años se descolgaron a nuestro Teatro Degollado dos buenos cristianos ansiosos de gozar una representación de ópera. Se trataba de I Pagliacci de Ruggiero Leoncavallo. Desde su localidad de Palcos Se­gundos se deslumbraban con la pomadosa concurrencia: da­mas que se caían de catrinas, de sombrerones con fauna y flora por adorno, tiesos caballeros de cuello duro, ambiente perfumado por los aromas de olores franceses, la iluminación y todo lo demás que asombra a los payos.

Se llegó la hora, se apagó la luz y levantado el telón, a telón corrido salió el cantante vestido de payaso, con su “guibbone” blanco y bolas negras, gorgoreando a más y mejor, claro que en italiano. Nuestros conocidos, apoyadas las quijadas en las manos sin aflojar las miradas, oían y oían… Por fin terminó dramáticamente el actor con el sonoro calderón, como suelen florear su voz, estallando el aplauso de entendedores, y bobos.

A la salida uno preguntó a su compañero: ¿Te gustó el prólogo?

Sí, ¿pero qué es eso de prólogo?

Mira, entiendo que es el principio, del comienzo del empiece.

¡Ah! , aceptó satisfecho, siguiendo su camino. Claro: la definición por contundente fue valedera, pero aquí, hoy, no es tan válida.

Con estos borrones a nada se da empiece.

En verdad se vienen por sí solos los relatos de suce­didos que saboreamos los tapatíos y se nos han relatado con gran contentamiento por ser cosas muy nuestras: los alacra­nes y San Martín, el Padre Rositas y vean los lectores el INDICE que precisamente para eso es: para informar y no dejar campo al prologuista para desperdiciar su pedante eru­dición. Entonces ¿sirve mi prólogo como presentación del aplaudido autor? Para nada! ¿Quién presenta a quién? No se trata de autor novel. Ancha es la tierra, y Sandova1 Godoy ha recorrido caminos y veredas en el campo de las letras: libros y artículos se han sucedido, se suceden y sucederán. No necesita aval ni ahijamiento; antes bien, el autor favore­ce, presentando al inicio de su libro, al que pretendió que fuera su presentador. Ahora, si lo hicimos mal, ya está es­crito.

José Cornejo Franco 

I  n  d  i  c  e

  1. La sorpresa de aquella mujer
  2. El puente del diablo.
  3. Una historia de canónigos.
  4. Las comadres de piedra.
  5. Ordenes del Señor Garabito
  6. El naranjo que anunciaba la muerte.
  7. Sabiduría y caridad del Padre Rositas.
  8. Buen amigo de las ánimas.
  9. La campana de San Pascualito.
  10. Los restos del Señor Mendiola.
  11. San Martín se sacó la lotería.
  12. El que nació para pobre …
  13. La campanita de las once mil vírgenes.
  14. Primeros coches de esta Galicia
  15. El Calendario de Rodríguez
  16. El Niño Dios en la Penitenciaría.
  17. Dos médicos en competencia.
  18. Quedó en cenizas nuestra catedral.
  19. Una escultura apolillada
  20. La dama vestida de blanco
  21. Las visiones de Sor Josefa
  22. El misterio de las dos cartas
  23. El alacrán del Sr. Mendiola

Para ir al indice completo de la obra de Luis Sandoval Godoy deberá ir al BLOG Principal desde un click que le ofrece este vínculo

(Podrá escribir sus comentarios en este blog, pero recomendamos utilizar nuestra cuenta directa de comentarios@iconogdl.com )

Anuncios